Nuestro Verano Colombard – Sauvignon Blanc

Como bien saben, el vino es una bebida milenaria y a la vez actual, que se reinventa y evoluciona con el conocimiento, la experiencia y la tecnología y ofrece un sinfín de posibilidades para el consumidor.
Por ello en L. A. Cetto nos damos a la tarea de satisfacer a los paladares más exigentes y asimismo sorprenderlos con nuestros vinos sorbo a sorbo.

Tal es el caso de la Línea Estaciones, una línea de vinos amables, equilibrados y persistentes. Vinos creados conforme al clima de las estaciones, la gastronomía y las actividades que nos sugiere cada temporada. Con ella, se busca sorprender y proponer de acuerdo a la temporada del año y la climatología, el consumo de estos vinos y su temperatura de servicio.

Más que buscar maridajes o sintonías gustativas, se sugiere provocar su consumo estacional. Desde luego, se contempla que en esta innovación, la elección del vino dependerá de los gustos del consumidor.

Vinos jóvenes con cepas innovadoras en nuestro país como Gamay y Petit Verdot. Una variedad de vinos que con su sabor, se identifica con las nuevas generaciones que siguen sus propias reglas y hacen de cada día un momento mágico y único.
El diseño de cada botella es casual y divertido, presentando viñetas de los alimentos, accesorios, elementos y actividades propias de cada estación:

  • Primavera: la frescura y sutileza del vino rosado
  • Verano: Un blanco original y divertido ideal para compartir en la playa con los amigos
  • Otoño: Un tinto joven con gran personalidad
  • Invierno: La calidez que requiere el paladar

Ahora comienzan las vacaciones de verano, te sugerimos probar nuestro vino blanco Verano Colombard – Sauvignon Blanc originario de nuestros viñedos ubicados en Valle de Guadalupe y San Vicente, Baja California.

Cabe destacar que estas variedades son originarias de Burdeos y Valle de Loira en Francia. Mientras que durante la elaboración de este vino se controla la temperatura durante la fermentación alcohólica.

A la vista presenta un color amarillo pálido, transparente, limpio y brillante. En nariz, expresa aromas a flores blancas, cítricos, guayaba y maracuyá. Mientras que en boca se percibe frutal, fresco y de buena acidez.

Les sugerimos acompañarlo con frutos de mar, ceviche, sushi y quesos frescos. La temperatura de servicio debe ser de 8º C.

¡Te invitamos a probarlo!

 

 

Nebbiolo Reserva Privada 30 Aniversario

Una de las variedades icónicas de L. A. Cetto y ahora del Valle de Guadalupe en Ensenada, Baja California ha sido la Nebbiolo.

Pero para conocer más sobre ella debemos de remontarnos al pasado. Fue en 1976, que la familia Cetto inició la selección de las vides que se cultivarían en suelo mexicano, incluida la Nebbiolo, que encontró su terroir perfecto en nuestro país, dando origen al primer vino de la bodega en 1986. Fue así como se marcó la pauta de los vinos de alta expresión de la bodega.

 

Nebbiolo Reserva Privada de L. A. Cetto, es un vino que, al respetar la tipicidad de la variedad originaria de Piamonte, se regionaliza en los viñedos de Baja California y logra una identidad propia reconocida por su calidad por los expertos, tanto en nuestro país, como a nivel internacional. L. A. Cetto destaca como uno de los más importantes productores de Nebbiolo en el mundo fuera de Italia.
Se trata de un vino 100% mexicano que proviene de vides propias de la bodega. Con 12 meses de crianza en roble francés y al menos un año de crianza en botella, da como resultado un carácter bien definido, complejo y potente en paladar.

Hoy en día es uno de los vinos mexicanos favoritos en el mundo, cuya demanda y preferencia ha crecido considerablemente en los últimos años contando actualmente con el 82% del mercado de los vinos hechos con esta variedad.

L. A. Cetto a lo largo de estos más de 30 años ha mantenido la calidad y la consistencia de este vino, que se confirma con los 115 premios que ha obtenido en los mejores concursos de vino en el mundo. Además, de exportar a 17 países poniendo en alto el nombre de México.

 

 

El placer de la cata

Elegir y degustar un vino puede convertirse en un aprendizaje constante, divertido y saludable que nos acerca a un reconocimiento personal en el ejercicio de nuestras propias capacidades.
Más allá de la acción de beber vino, está la posibilidad de someterlo a nuestros sentidos, juzgarlo, describirlo y reconocer, a través de la memoria, el gran abanico de sensaciones y placeres que puede evocarnos y, desde luego, definir subjetivamente nuestras preferencias.

Al catar, empleamos los sentidos: vista, olfato, gusto y tacto, capaces de percibir diversos estímulos sensoriales, que emiten los casi 400 componentes existentes en el vino.

La vista nos permite medir dos aspectos importantes:

  • El color en cuanto a su intensidad, matiz, vivacidad, evolución.
  • El aspecto físico respecto a la consistencia del líquido, densidad aparente, limpidez, brillantez, efervescencia, etc.

El olfato, uno de los órganos más completo y agudo, nos permite conocer 1000 veces más que el gusto. No todas las moléculas pueden generar una impresión olfativa. Las que sí pueden hacerlo pertenecen a unas pocas familias químicas y son mayoritariamente de origen biológico, volátiles y se difunden con rapidez en el aire. Los vinos pueden presentar en su conjunto una gama especialmente extensa de aromas, de modo que una sola copa puede proporcionar una gran variedad de intensidades y matices.

Los aromas primarios son aquellos que provienen de la uva y su entorno eco-climático. Los aromas frutales primarios de cada variedad, los matices herbáceos, y los rasgos relacionados con el terruño pertenecen a esta categoría.

Los aromas y sabores secundarios son los que se producen durante la fermentación y elaboración. Algunos vinos presentan caracteres que recuerdan a las levaduras, maderas y elementos propios de esa etapa.

Los aromas y sabores terciarios son los más complejos, y se producen durante el período de maduración del vino. Muchas veces, estos aromas no son producidos por sustancias particulares, sino por la combinación de éstas en la botella. Esta sensación olfativa propia de los vinos añejos, llamada bouquet, no es otra cosa que una sutil conjunción de aromas terciarios.

El gusto y el olfato, son los órganos fundamentales de la cata. El sentido de gusto detecta, a través de las papilas, 4 sabores fundamentales: dulce, amargo, ácido y salado. Sabores que provienen de sustancias solubles en la saliva.

El vino se elabora para beberse, disfrutarse y, sobre todo, compartirse, como las mejores cosas que nos otorga la vida.

 

 

 

 

¿Para qué un blog de vino?

El vino es un producto natural que existe hace alrededor de 8000 años. Muchos lo consideran mágico y poético y desde luego, inspirador.

Filósofos, historiadores, escritores, artistas y científicos han dedicado grandes frases a esta bebida. Su vida ha tocado diversos campos como: social, económico, medicinal, religioso, hedonista y hoy por hoy, sigue siendo un tema de investigación.

Parte de su atractivo es que se trata de un producto vivo, que tiene una enorme variedad de expresiones dependiendo de la uva, la zona geográfica, el clima, los suelos, la tecnología y la experiencia, etc. Al beberlo, interactuamos con él, lo disfrutamos, conocemos y lo interpretamos de una manera subjetiva y personal.

Es una bebida eminentemente social y socializadora, puesto que su mejor momento es cuando se comparte en la mesa con la familia, los amigos, la pareja y la gastronomía. El simple hecho de catar un vino es ya un disfrute y no hace falta ser experto; es suficiente con usar nuestros sentidos para captar mejor sus características y tratar de describírnoslas a nosotros mismos.

Escoger el mejor vino no siempre equivale a comprar el vino más caro. Adquirir un vino caro puede asegurar cierta calidad, pero no siempre es la mejor opción. Depende mucho de nuestros gustos y de la situación en la que lo vamos a consumir y a compartir. Por eso es importante cultivar nuestro propio criterio a la hora de valorar un vino.

Este blog nace de sus inquietudes, de nuestro interés de caminar contigo en el aprendizaje y disfrute del vino.

Nuestra pasión es el amor por el campo, por la vid y el vino y queremos que también sea la tuya.