¿Corcho o tapa rosca?

La industria vitivinícola mundial empezó a tomar un curso diferente hace aproximadamente 40 años. Esta dinámica abrió las puertas a explorar prácticas enológicas y vitícolas diversas, con lo cual, se rompen tradiciones y se prueban nuevos conceptos.

 

Los productores han encontrado en el vino del Nuevo Mundo, las características idóneas para satisfacer al novel consumidor y a la par, elaborar productos cuyo consumo, desplazamiento y rotación, se lleva a cabo en corto tiempo; puesto que el vino permanece un periodo breve en bodega (comparativamente con los vinos del viejo mundo que tienen un periodo de crianza en barrica y botella). Por lo tanto, en el caso de los vinos de Nuevo Mundo la tendencia está enfocada a la producción de volumen y desde luego, a un retorno de inversión mucho más inmediato.

Uno de los temas importantes que se cuestionan hoy es la utilización del corcho o las nuevas opciones que han surgido. Vale hacer un breve resumen de lo que es el corcho.

  • Se obtienen de la corteza del alcornoque (Quercus suber)
  • Crece muy despacio, presenta una capa de corteza exterior adecuada para la producción del corcho hasta los 45 años
  • Portugal es el primer país productor de corcho
  • 670 000 hectáreas de bosques de alcornoque
  • 31% de la superficie de cultivo del mundo, por delante de España, Argelia y Marruecos
  • Anualmente produce 190 000 toneladas de corcho
  • 51% del total de lo que se utiliza en el mundo

En la actualidad, varios países del Nuevo Mundo, entre ellos México han modificado algunos insumos en la producción del vino, como es el caso de la sustitución del corcho por tapones sintéticos, taparoscas o incluso empaques de tetrapack .

Estas nuevas manifestaciones, propias y aceptables para vinos jóvenes que están elaborados para un consumo inmediato, protegen al producto contra el temible TCA (tricloranisol) que es un compuesto causado por un hongo del género penicilum, el cual, al combinarse con el cloro utilizado en el proceso de fabricación de corchos, produce la enfermedad del corcho que permea y contamina el vino, lo que conocemos como “vino encorchado”  y se caracteriza por un olor y sabor desagradables a humedad o “trapo sucio”, que hacen intomable el vino, condición que significa una merma muy importante para el productor y el comercializador ya que las estadísticas hablan de una contaminación de vino, a nivel internacional, que va del rango del cinco hasta el 20 por ciento.

La marca más conocida de tapones de rosca para vino es Stelvin. El cual fue desarrollado a finales de los años 60 y principios de los 70; mientras se comenzó a utilizar comercialmente en 1976.

En el Reino Unido, la aceptación por parte de los consumidores aumentó más del doble, de 41% en 2003 a 85% en 2011.

Los tapones de rosca fueron ampliamente adoptados en la década de 1980, por los enólogos suizos y han mostrado una adopción cada vez más amplia en los años siguientes.

En México, L. A. Cetto ha sido pionero en la utilización de este nuevo sistema de cerrado para la línea Sierra Blanca.

Sierra Blanca es una línea de vinos que cuenta con una nueva técnica de vinificación. Además, es el primer producto vinícola en el mercado mexicano en colocar un cierre alternativo Stelvin sustituyendo al tradicional corcho.

Esa línea se caracteriza por sus vinos jóvenes, con ligera crianza en barrica, frescos, frutales, puesto que su propósito es mantener los aromas primarios, es decir, las características de las cepas con las cuales han sido elaborados, están destinados para un consumo inmediato y son, por lo tanto, vinos de muy fácil beber, ideales para un público amateur y una opción interesante para los paladares más exigentes. Pueden acompañar diversos platos ligeros y son también ideales como aperitivos.

Ventajas:

  • Adiós a la contaminación provocada por el corcho
  • Adiós a la oxidación aleatoria del vino
  • Vinos con un sabor más fresco y vivaz
  • Envejecimiento prolongado y controlado de vinos tintos y blancos
  • Uniformidad en el envejecimiento entre las botellas
  • Comodidad: fácil de abrir
  • Almacenamiento vertical y horizontal.
  • Posibilidad de poder volver a cerrar las botellas cómodamente
  • Sensación de seguridad al servir el vino, se sabe de antemano que estará en impecables condiciones

Desventajas:

  • Pérdida de la ceremonia del tradicional momento del descorche.

Pero como siempre usted, querido amigo, tiene la última palabra.

¡Lo invitamos a probar nuestra línea Sierra Blanca!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>